Días de Vino y Rosas (Blog no oficial) - inicio
viernes, 17 de abril de 2009

Concierto en la Biblioteca de Aragón (ciclo "Música entre Libros"), 22 de octubre de 1992

Etiquetas:
Comentarios: 4 | Edita la entrada (sólo Admin)

[Actualizado el 30/4/2009: ¡¡¡Gonso me ha confirmado que en este concierto se presentó El Hombre Azul!!! Raist, me descubro ante tu memoria...]

[Actualizado el 28/4/2009: Como indica Raist, efectivamente en aquel concierto ya se cantó El Hombre Azul]


Ficha técnica
  • Fecha: 22 de octubre de 1992
  • Lugar: Biblioteca de Aragón, Zaragoza
  • Aforo: aproximadamente 120 personas, lleno
  • Actuación: Días de Vino y Rosas
  • Duración aproximada: 1 hora


Uy, casi se me olvida, je je: ¡¡¡ No te vayas sin firmar aquí para que algo así vuelva a ser posible !!!


En las imágenes tenéis el díptico (tamaño algo mayor que un A4) que se entregó, incluyendo las canciones interpretadas y sus letras. El corazón que aparece en la portada es el mismo que el del pergamino que entregaron en el concierto del Teatro del Mercado (ver el post correspondiente) y que fue un símbolo repetitivo... ¿fue de facto el símbolo distintivo del grupo, eso que tan de moda pusieron en la ciudad los HdS, Las Novias, etc? yo creo que no pero desde luego fue una constante...

Nota: como siempre, por favor cualquier corrección o aportación adicional será bienvenida, más bien aplaudida...


La audición. Jueves 21

Otoño de 1992, pocos conciertos y mucha sed de Días de Vino y Rosas a las espaldas. Por un anuncio de la radio, me entero esa misma semana de que dentro del ciclo "Música entre libros" (que por cierto aún perdura, o al menos hasta hace unos pocos años) iba a haber un concierto de DDVYR en la biblioteca de Doctor Cerrada, la Bibliteca de Aragón inaugurada un par de años antes...

Era en viernes. Pero no se decía la hora exacta del concierto. Así que el día anterior, el jueves, poco antes del entreno (a mis 17 añitos yo era todo un deportista) me acerqué con mi mochila Mistral a la espalda a la bilioteca a ver si había algún cartel que lo aclarara...

Y lo había. Mañana a las 8. Perfecto, me piro corriendo a nadar... Pero cuando ya me había dado la vuelta oigo unos acordes de guitarra... ¿qué? sonaba a... coño, no puede ser... ¿de dónde viene? de abajo, vamos a ver...

Efectivamente, aunque la puerta del salón de actos (en el primer sótano) estaba cerrada, era de esas puertas de madera con un pequeño cristal en medio, me asomo y... ahí estaban los tres en plena audición. Blanca, Juan y Gonso. Gonso, Juan y Blanca. Que tanto monta.

Y yo como un bobo mirando como un crío (lo que era). Al cabo de 10 minutos de babear, Gonso viene hacia mi, abre la puerta y me dice: "No tendrás un mechero ¿verdad?". ¡¡¡Mierda!!! soy (era) un tío sano, en aquel entonces el vicio sólo era para los sábados.

"Pues no, ¡pero espera!". Subí las escalera de cuatro en cuatro y tras probar en dos bares cercanos, en el tercero conseguí que la máquina me vendiera un mechero (y de paso me pillé un paquete de algo). Vuelvo jadeando. Bajo las escaleras. Me asomo a la puerta del paraíso de nuevo. Knock, knock. Y le enseño el mechero... Vuelve a acercarse, lo coge, me da las gracias y se da la vuelta, pero se lo piensa al cabo de unos segundos y vuelve a por mi.

"¿No estarás más cómodo sentado dentro?". ¡¡¡Ostias!!! a la mierda el entrenamiento, ya me inventaré algo...

Yo lo flipaba. Disfruté como un enano viéndoles afinar, probar, cantar, tocar, fruncir el ceño y volver a probar. Incluso me pidieron un par de veces que fuera a las esquinas de atrás a ver cómo se oía o si tenían que re-ecualizar algo. Yo no tenía ni puta idea pero con cara seria decía "un poco mal", "sí, ahora mejor", "así, ¡vale!". Estuve ahí tres cuartos de hora, la audición acabó, apagaron las luces y cerraron la puerta detrás de nosotros.

Nos despedimos. Me dieron las gracias y yo se las di a ellos. Y a Blanca dos besos.




El concierto. Viernes 21

Si el concierto empezaba a las ocho, yo estaba ahí a las 6 como un groupie. Cuando llegaron y bajaron a hacer las últimas pruebas antes de empezar, con toda mi jeta le digo a Blanca que si puedo entrar otra vez. Pero esta vez me dijo muy amablemente que no, que no era oportuno porque se iba a llenar de gente y más personas querrían. Mierda. Pero bueno, lo intenté.

Del concierto en si poco recuerdo. El escenario era minúsculo, el concierto fue corto y probablemente por lo apretado del timing no pudieron hacer bises, creo. Tocaron ocho canciones, casi todas del disco, la única de "las nuevas" fue El Hombre Azul, tema cuyo estreno y presentación fue precisamente ese día, en ese concierto (este dato me lo ha dado Gonso, hoy he hablado con él otra vez).

Fue un concierto "básico" y si no recuerdo mal sin batería. Quiero recordar que en algún momento Gonso tocó una caja de percusión... pero es posible que el cerebro me esté jugando una mala pasada (¿alguien se acuerda?).

Fue el único concierto de Días de Vino y Rosas al que fui "casi solo" (aunque vino Raist, se fue antes de que terminara el concierto por otros compromisos), y recuerdo que me senté en tercera o cuarta fila al lado de Yago Alonso, el hermanísimo de Gonso, claro. El cual creo que tendría mi edad más o menos, y recuerdo que el tío estaba hinchado de orgullo :-)

El concierto fue limpio, íntimo, sencillo. Salí flotando y tras apenas una hora, me supo a poquísimo. Me gustaron mucho (no, más bien me encantaron) las tres actuaciones "para público sentado" a las que asistí (esta, la del Teatro del Mercado que mencioné en un post anterior, y un concierto precioso al aire libre en el Palacio Pignatelli del que apenas tengo recuerdos más que fue increíble).

Tuve que volver a dar explicaciones por saltarme el entreno dos días consecutivos, y de castigo tuve media hora de nado continuo el lunes, pero daba igual. Dos días inolvidables. No fue ni de largo el mejor concierto de Días pero para mi fueron definitivos.

Lo más interesante de todo es que fue la única vez que hablé con los miembros de DDVYR... bueno hasta la semana pasada que tuve una llamada por el móvil de la que quizás un día pueda hablar :-)))))

No volví a tener la valentía de colarme en un ensayo o de abordarles... la edad y la forma de ser de entonces, salvo en momentos como este (si el Jesús de entonces viera al de ahora no me reconocería, y no sólo me refiero a los 30 kilos de diferencia, ja ja). Incluso en la barra de la sala Revólver en Madrid, Gonso se me (se nos) que quedó mirando, yo creo que medio flipao de que estuviéramos ahí, pero no le dije nada, la actuación había sido excelente pero la afluencia de público un fiasco total, no podía estar de humor para majaderos. Y hace un año me crucé con Juan por la esquina de Bretón con Avenida de Valencia, se giró un par de segundos como si mi cara tuviera que sonarle de algo (y luego se volvió a girar), pero me pareció muy feo abordarle, que bastante tiene...

4 comentarios en "Concierto en la Biblioteca de Aragón (ciclo "Música entre Libros"), 22 de octubre de 1992"


  1. Raist dijo:

    Yo sí que fui aunque me fui antes de terminar para ir a entrenar.

    No recuerdo lo de la caja de percusión... no recuerdo casi nada de aquel concierto salvo que flipabas por haber hablado con ellos el día anterior. Y yo iba a decir que juraría que sonó El hombre azul, pero si en las letras no está...

    18 de abril de 2009, 22:01

  2. Pedro dijo:

    Pero qué bonito lo cuentas, Jesús! :-)

    22 de abril de 2009, 17:08

  3. El Baile del Milano (Jesús) dijo:

    Joder Raist, tenías razón, cantaron el Hombre Azul!!!!!! (¿sería la primera vez en un concierto?)

    Qué curioso, lo filtré al "ver" las letras... pero ahí está sí, el hombre azul...

    28 de abril de 2009, 16:59

  4. El Baile del Milano (Jesús) dijo:

    ¡Confirmado! No sólo se cantó El Hombre Azul, sino que ese día fue en concreto el día de su presentación, la primera vez que la cantaron en un concierto.

    30 de abril de 2009, 0:15

Publicar un comentario

Si no te funciona este formulario, pincha aquí para el sistema clásico de comentarios