Días de Vino y Rosas (Blog no oficial) - inicio
jueves, 17 de febrero de 2011

Spleen - Demo 1993, Estudio 55 (Edición 2011)


Nos adentramos en uno de los temas más enigmáticos de Días de Vino y Rosas, a la par que completamente atípico, aunque el saxo como sabéis también es protagonista de El Baile de Milano. Y que yo recuerde jamás se tocó en directo.

De una intensidad y opresión tremendos en los pocos versos que la componen, sin embargo es "casi" un tema instrumental (yo diría que hay más tiempo sólo con música que con voz), parece dividida en dos actos, pero cortísima a la vez. Es lo que Matías llamaría pop de cámara, y yo llamaría simplemente jazz seguramente de forma incorrecta. Lástima que se entienda tan mal la voz, es como si hubiera alguna deficiencia en el micro...

Piano, percusiones, bajo, saxo. ¿Y dónde está la guitarra de Juan?

Audio

MP3 a 192 kbps (también incluyo los anteriores temas en la lista de reproducción):

Y podéis descargar el audio directamente de aquí, en distintos formatos/calidades:

Letra

katmandu_pelo_azul

Un viaje a Katmandú
por las orillas de tu pelo azul.
Consigo tu atención
con acertijos sin resolución.

Desordenando el tiempo
escondo en tu cuerpo
mis útiles de arder.

Con vísceras desenrolladas
decoraremos nuestra habitación,
con las postales de los ahogados
y fotocopias de nuestra emoción.

Mientras la sangre de Lorca
dibuja en mis manos
paisajes celestes
y olivos mojados.

Ciento veinte formas de entender,
ciento veinte formas de sentir,
ciento veinte útiles de arder,
ciento veinte formas.

El texto nos lo ha facilitado Gonso (¡gracias de nuevo, en este caso más que nunca porque esta grabación es casi imposible de entender al 100%!), no he cambiado ni una coma.

Pero notaréis que no se corresponde exactamente con el audio. En concreto la tercera y cuarta frase sin duda son distintas.

¿Quién puede ayudarme a descifrar lo que se escucha ahí? Soy incapaz... yo me arriesgo a "con reinas del vergel / incineradas bajo Benarés". En realidad es puro ejercicio de imaginación, pero la incineración cuadra con los "útiles de arder", y Benarés (Varanasi) es una ciudad sagrada de la India famosa por sus incineraciones a orillas del Ganges... y el "viaje a Katmandú" desde Vanarasi/Benarés creo que es un recorrido relativamente común en los circuitos turísticos...

Interpretación de la letra

Y necesito más ayuda que nunca en su interpretación, estoy interesadísimo en cualquier aportación.

El término spleen o esplín representa un estado de melancolía o angustia, tanto en francés como en castellano (ver buscón de la RAE y wikipedia).

Además, leo que fue muy usado entre los autores románticos del XIX y popularizado por Baudelaire en su libro El spleen de París. Qué apropiado... ¿recordáis la frase "intelectualmente el grupo y su obra podrían pertenecer al romanticismo alemán del XIX", que Josemi Valle escribió en su artículo Operación Rescate: Días de Vino y Rosas para la revista EFE EME?.

Estoy seguro de que hay mucho más, la "sangre de Lorca" me tiene descolocado. El número 120 tiene que tener un simbolismo concreto... ¡Espero vuestra ayuda, teorías, comentarios y opiniones para todo esto!

Por no callar

¿Cómo hubiera sonado Spleen con otros arreglos??? yo propondría mantener el piano pero cambiando el saxo por una guitarra de 12 cuerdas, o por el violín de Jaime Lapeña, o por 'la bandurria' de Javier Mas. ¡O todo junto! (yo es que soy más de cuerdas que de metales).

¿A qué me refiero? Echad un ojo a estos vídeos, ¿y si mezclemos todos los conceptos mentalmente? Veamos quién sale por aquí...



Espera, espera, ¿y veo ahí arriba a Jaime Lapeña? a ver, a ver qué violín acompaña a las 12 cuerdas de Juan aquí abajo, en Tardes... jeje, pero si también es Jaime:

¿Qué me dejo? Ah sí, ¿hablábamos de Javier Mas? ¡Anda! pues mira quién sale por aquí también tocando Tardes...

Ya que estamos, esta otra versión es bien guapa, cómo suena, y qué cachonda esa Eva (por cierto que si Ramón está liado, ya tenemos batería de reserva para el concierto de regreso... :-).

Jope, no sólo he vuelto a conseguir enrollarme sino que he terminado cambiando de tema a lo bestia, ¿verdad? No olvidéis escuchar una y otra vez Spleen y compartir con todos nosotros vuestras conjeturas, comentarios e interpretaciones!!!

Créditos

  • Tema compuesto y mezclado por Días de Vino y Rosas en el Estudio 55 de Zaragoza.
  • Imágenes: composición con fotos de autores desconocidos... como siempre digo: abajo está la dirección de email para más información o reclamaciones, en cuyo caso la retiraría y pido disculpas, como ya he hecho con la otra, en ningún momento tengo intención de apropiarme del trabajo de otros ni utilizar nada sin permiso. Casi todo el material de este blog (bien lo sabéis) está autorizado por sus autores para ser utilizado y compartido, pero siempre hay excepciones o imposibilidad de conocerlos. Mal hecho por mi parte.

11 comentarios en "Spleen - Demo 1993, Estudio 55 (Edición 2011)"


  1. Tito

    Uff, es verdad, qué rara. Necesito volver a oírla.

    Muy interesante la reflexión sobre los arreglos. Yo también soy más de guitarras acústicas. No sabía que Amaral hubiera tocado con J.Mas.

    Tito

    17 de febrero de 2011, 16:46

  2. Tito

    Pues le estoy pillando el gusto a spleen, aunque ni de lejos es la mejor canción. Me quedo con cualquiera de las anteriores que has puesto.

    Y el saxo no desentona en absoluto, aunque es cierto que hoy en día se tocaría seguramente con violín o viola?

    Tito

    17 de febrero de 2011, 17:33

  3. Mary

    A mi me suena, no creo q exactamente, me suena a una cancion de la melancolia de una pareja de asesinos... no se es q la parte de la viseras y las postales me suena a eso.. aun el numero 120 me produce algo de curiosidad.

    17 de febrero de 2011, 20:05

  4. closada dijo:

    Bueno... un poquito de time para pasarme por acá, mandarte un saludete y darte las gracias por tan meticuloso trabajo que estás realizando.

    Mi cabeza, estos días, está tan liada con mil y una cosas que mi cerebro chorrea por las orejas, casi, casi, 120 veces. Pero, si tengo time, por supuesto intentaré alguna interpretación de ésta y de las anteriores canciones.

    Un abracico, quillo

    17 de febrero de 2011, 23:25

  5. Megg

    Ufff...¡qué complicadas son las canciones de Días! También necesito escucharlas varias veces para poder tener criterio...así que ahí voy.

    Ay, Milano, me has tocado la fibra con estos vídeos amaraleros que has colgado...Ese "Tardes" con Mas es una maravilla, más teniendo en cuenta que fue casi una improvisación. De las tres noches de despedida en el Principal, creo que este fue uno de los momentos más emocionantes, y eso que hubo muchos, por lo inesperado...A la salida del concierto, lo vimos aparecer con su archilaúd y los que estábamos allí le gritamos un enorme ¡Maestro! Él nos miró agradecido y tímido, como si no fuera con él...Y también grabé este tema de Aguirre, es un tesoro que me traje de vuestra tierra, Milano.

    No sabes las ganas que tengo de ver a Eva tocando la batería en un directo...es una artistaza como la copa de un pino ;) Mira que si es con Días de Vino y Rosas...

    18 de febrero de 2011, 21:23

  6. Ana

    “Consigo tu atención con acertijos sin resolución.” Estos dos versos de la letra no los cantan aquí, pero jo,… nos vienen que ni pintados. Si una canción es complicada, la siguiente no hay por dónde cogerla!

    El viaje a Katmandú nos está hablando de una ensoñación (de las que ya conocemos en esta demo) a un mundo ideal, en la línea del poema en prosa “LA INVITACIÓN AL VIAJE” del libro “El spleen de París” de Baudelaire, que nos has apuntado, Jesús, y que está claro no hay que perder de vista. Como en la canción de Días, en las obras de este poeta, la palabra spleen aparece en los títulos más que en los versos.

    Fragmentos del poema, que no me resisto a copiar, son:

    “Hay un país soberbio, un país de Jauja -dicen-, que sueño visitar con una antigua amiga. País singular, anegado en las brumas de nuestro Norte, y al que se pudiera llamar el Oriente de Occidente, la China de Europa (…).

    Un verdadero país de Jauja, en el que todo es bello, rico, tranquilo, honrado; en que el lujo se refleja a placer en el orden; en que la vida es crasa y suave de respirar; de donde están excluidos el desorden, la turbulencia y lo improvisto; en que la felicidad se desposó con el silencio; en que hasta la cocina es poética, pingüe y excitante; en que todo se te parece, ángel mío.(…)

    Sí, allí hay que irse a respirar, a soñar, a alargar las horas en lo infinito de las sensaciones. Un músico ha escrito la Invitación al vals; ¿quién será el que componga la invitación al viaje que pueda pueda ofrecerse a la mujer amada, a la hermana de elección?(…)”

    Pero la acepción de “spleen” que más se acerca a Baudelaire es, más que el tedio dulce o pasivo (apatía, melancolía), el TEDIO SALVAJE (inquietud, obsesión). El tedio “esplenético”, teológico y existencial, sería una sensación, una manifestación física. Es el mal absoluto, estado de extrema inercia en el cual el pasado y el futuro son despreciados.

    Así que, cómo vamos a estar evocando el País de Jauja en este estado? No será que se le está proponiendo un suicidio compartido a la chica del pelo azul y ése es el viaje al que le “invita”? O no será que tiene el pelo azul (color tan recurrente y tan simbólico para estos chicos por otra parte), porque ya están muertos e incinerados y se está reclamando una vuelta a la vida, “desordenando el tiempo”, a ese cuarto que habitarán dos muertos, y cuya vida tendrá que aparecer en retratos y en vísceras disecadas, quizá hasta que la reencarnación, tan hinduista como Katmandú y Benarés, sea efectiva? (“Y Oriente nos enseña la forma de llegar: Dharma, Shiva, Shakti, conciencia universal.”, Círculos al Sol, -Días de vino y rosas-.)

    No me puedo alargar tanto como para copiar el poema “UN HEMISFERIO EN UNA CABELLERA”, del mismo libro, pero recomiendo leerlo, porque también lo tenemos metido en esta canción, sólo esto:

    “(…) ¡Si pudieras saber todo lo que veo, todo lo que siento, todo lo que oigo en TUS CABELLOS! Mi alma VIAJA en el perfume como el alma de los demás hombres en la música.
    Tus cabellos contienen todo un ensueño, lleno de velámenes y de mástiles; contienen vastos mares, cuyos monzones me llevan a climas de encanto, en que el espacio es más AZUL y más profundo, en que la atmósfera está perfumada por los frutos, por las hojas y por la piel humana. (…)”

    De vuelta a la cultura propia (muy propia diría yo, si la escribió el granadino Gonso), aparece esa estrofa, material de primera calidad, que hace renacer a Lorca, también desde su sangre mortal a la vida, al cielo azul y a los olivos mojados, pura vida.

    Y seguidamente, el 120 y su posible simbolismo. Este número aparece muchas veces en el Antiguo Testamento, entre otras, es la edad que alcanzó Moisés, tomándose así como bendición de longevidad. La reencarnación, si no es un bucle eterno, al menos debe ser larga…

    El saxo envuelve magníficamente este ambiente tan enigmático, como tú lo llamas, Milano, como pienso que no lo harían otros fondos.

    Mucha, mucha tela que cortar… y 120 formas de entender.

    Saludos.

    19 de febrero de 2011, 23:09

  7. Milano dijo:

    Guau Ana. Flipao estoy!!! Para que luego digan que yo me lo curro, qué maravilla.

    Tengo que volver a leerte y a escuchar la canción, pero las teorías del suicidio y/o reencarnación me gustan!! (y volvemos a lo de la Muerte como tema recurrente en las letras de DVR)...

    Besos

    21 de febrero de 2011, 6:59

  8. L dijo:

    Nuevamente el azul...
    No me entusiasma Coelho,peroquería dejar éste "Pequeño cuento"sobre el amor
    Érase una vez un pájaro,con alas de bellos colores,nacido para volar libre, y hacer felices a quienes lo contemplaran.Una mujer se enamoró de él,e intentó volar a su lado,perono pudo.Lo amaba tanto que lo enjauló."Tal vez le guste visitar las montañas",pensó.Se lo enseñó a todas sus amigas,y al ver un ave tan bella,todas se morían de envidia.Sin embargo,la falta de libertad para volar por el mundo dejó al pájaro triste,y la mujer fue perdiendo el interés en él,ya sólo se limitaba a alimentarlo y lavarlo.El pájaro,de tanta pena,murió.Ella estuvo años de su vida pensando en el ave,hasta que llegó la muerte,y la mujer lepreguntó cuál era el sentido de su visita,y porqué se había llevado lo que más había amado.La muerte respondió:
    -Para que pudiese volar libre,lo único que le hacía feliz,y que tú,que lo amabas tanto,se lo impedías se lo impedías, y ahora,vengo a por ti,porque la muerte es lo único que te hará volar a su lado
    Parece estar captando un momento, de una historia de amor,que no pudo mantenerse en el tiempo...pero vivido intensamente, en medio de un tiempo cruel, difícil,cuando dos personas se entienden...de ahí lo dela sangre de Lorca(recuerdo su asesinato en la Guerra Civil Española, haciéndolo creer un hombre libre,y disparándole).Entiendo la angustia de la muerte de seres humanos (Cuando matas a alguien,no sólo le quitas todo lo que tiene,sino lo que podría llegar a tener)simbolizadocon la sangre de Lorca.Entiendo que hayun amor intenso,pero el mundo está loco,y en parte,los amantes tienen la culpa,porque las guerras nos hace ganar supuesta calidad de vida. Y el recuerdo que queda de algo bello(el amor),en un mundo de mierda(decorar la habitación con vísceras).Los olivos mojados,el olivo,símbolo de la paz.120 me parece un número sin más, para decir que hay más formas de ver la vida que la que tenemos ante nosotros (siguen siendo delirios de loca)

    25 de febrero de 2012, 19:30

  9. Milano dijo:

    Muy bueno Lore.

    Ese "120" quizás sea una referencia a Los 120 días de Sodoma que el Marqués de Sade escribió desde su celda de La Bastilla...

    ...en un rollo de papel hecho por pequeñas hojas pegadas una a una, que se conoce como "el rollo de la Bastilla".

    Y en otro verso de la canción habla de vísceras "desenrolladas".

    Teoría pillada por los pelos, ¿verdad? :-)

    27 de febrero de 2012, 12:44

  10. Toño

    Qué distinta es esta!

    5 de septiembre de 2012, 15:27

  11. Lorena

    Kathmandú también es conocida por sus crematorios, no sólo Benarés. He estado buscando información sobre el "rito" del Satí (por llamar de alguna forma a la burrada de quemas viva a una mujer por quedarse viuda. Todo viene de una leyenda, donde la diosa Satí era la esposa de Shiva, que se autoinmoló cuando su padre, el dios Daksha insultó a su marido. Es decir, que no sólo se tiene el suicidio sagrado japonés (Hara Kiri)... aparte del radicalismo islámico y la tradición samurai (sepukku el rito completo, que incluye corte de cabeza, lo digo por si alguien se anima a ir de vacaciones al Japón más tradicional...), las mujeres también tenían derecho al suicidio sepukku en determinados casos, y parece ser que a veces el Satí también es voluntario... aunque se podrían contar diez mil experiencias que demostrasen que en realidad se tratan de casos ejercidos mediante presión familiar, creo que cuenta como otro "suicidio sagrado"

    Sobre el Marqués de Sade, creo que es la enésima mil situación en la que tengo que acabar puntualizando: que no estaba loco ni cometió ningún delito; simplemente publicó de forma satírica y enmascarada prácticas sexuales de la nobleza, que iban desde la homosexualidad al infanticidio en caso de embarazo (yendo a Inglaterra, la hermana de Bloody Mary lo hizo), pasando por escatofilia, incesto, gerontofilia, pederastia... y podía dar nombres y apellidos. Lo del rollo no está tan pillado por los pelos, poque también en la India tenían (y aun perdura) un método de adivinación mediante hojas pegadas en un rollo. Mucha gente peregrina para conocer su futuro, pero para conocerlo, se supone que debes ser un "elegido", es decir: hay una hoja por persona, pero no están todos los habitantes del mundo, sólo unos pocos, que se corroboran por sus huellas digitales

    Espero haber servido de ayuda

    1 de julio de 2013, 19:19

Publicar un comentario

Si no te funciona este formulario, pincha aquí para el sistema clásico de comentarios